EL DESCUBRIMIENTO

EL DESCUBRIMIENTO

Nuevos territorios se abren de par en par ante nosotros, nuevos paisajes, sabores y colores que ni por asomo, los imaginábamos. Un largo viaje, pero que sin embargo, ha valido la pena. La llamada ha sido por fin escuchada. El camino, a veces lleno de malezas, nos impide el paso y aparece el cansancio. La sed en el desierto. Las olas en alta mar. Desnudo. Sin ropa. Y sin embargo no pierdo la esperanza. Todo aquello que anhelaba, todo aquello que creía inalcanzable, lo odiado y lo querido, aparece ante uno. Sin avisar. Y es entonces donde DESCUBRES lo inexplicable, pero que a la vez, se convierte en la llave que abre todas las puertas.